Roscos de Reyes 2017. Ya en Confintería La Campana


Roscos de Reyes 2017. Ya en Confintería La Campana

En la confitería La Campana se elaboran los roscos de reyes artesanales con materia prima natural siguiendo recetas centenarias. La producción está limitada a lo que den abasto sus dos hornos pasteleros de su obrador de confitería durante el 4 y 5 de enero. Los ingredientes son:

Harina, azúcar, manteca, huevos, sal, levadura, rayadura de limón y decorado con calabazate, guindas y naranjas.


El origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas[cita requerida], aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aún cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Estas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Se amasa el amasijo durante cuarenta minutos, el amasijo se corta según el tamaño del rosco, se bolea cada rosco y se labra con la forma de un toroide, en este instante es cuando se le introduce la sorpresa. De ahí pasa a la capilla de fermentación a temperatura y humedad controlada durante una hora, luego se pinta con huevo y se decora con la fruta escarchada. Por último se cuecen al horno unos veinte minutos. Unas vez que fuera del horno se podría rellenar con: nata, trufa, cidra o crema. Los purista los prefieren sencillos, sin relleno. El tamaño estándar sencillo tiene un precio de 29 euros, el estándar relleno 39 euros.

¡Feliz día de Reyes!